Select Page

López Obrador informó que se estableció un diálogo entre los sectores obrero y empresarial para llevar a cabo una consulta sobre el outsourcing y el reparto de utilidades

EFE

Gobierno, empresas y sindicatos firmaron este miércoles un acuerdo entre empresarios y obreros para regular la subcontratación laboral, y decidieron aplazar la discusión y aprobación de la reforma de ley hasta febrero de 2021.

Acompañado de representantes de los diferentes sectores en Palacio Nacional, el mandatario dijo que este acuerdo fue fruto de “las solicitudes de diálogo y consulta” para llegar a un acuerdo en torno a la subcontratación y el reparto de utilidades.

Luisa Alcalde, secretaria de Trabajo y Previsión Social, detalló que entre los cuatro puntos que conforman el acuerdo está el compromiso de resolver el problema del abuso de subcontratación, por lo que las empresas iniciarán un proceso para regularizar plantillas en el marco de ley.

También se discutirá un nuevo esquema de reparto de utilidades según la ley para no subcontratar personal y que la nómina quede bien definida, para lo que se necesita tiempo y una discusión abierta.

Asimismo, se verá el impacto operativo del modelo en las empresas, las cuales pidieron un tiempo de maduración y fijaron para febrero de 2021 la discusión parlamentaria para que en 30 días posteriores a esa fecha se apruebe la iniciativa.

Finalmente, se hizo un llamado a las empresas que manejan nóminas para que dejen de desarrollar prácticas irregulares como dar de baja a trabajadores de manera masiva en el mes de diciembre.

Carlos Aceves, dirigente de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), indicó que hay un “outsourcing blanco y uno negro”, este último el que ya empezó a despedir obreros para no pagar aguinaldos ni reparto de utilidades y el cual debe ser eliminado .

En tanto, Carlos Salazar, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), mencionó que ahora se tiene una visión diferente de lo que se puede hacer a futuro moderando el contrato de empleados en las empresas y mencionó que las empresas siempre estarán en contra de cualquier medida que afecte al trabajador.

RECHAZAN ACUERDO

En contraparte, la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), el Consejo Nacional Agropecuario (CNA) y la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) rechazaron el acuerdo firmado hoy.

A través de un comunicado, argumentaron que la iniciativa “pretende coartar la libertad de subcontratación” la cual atenta contra la creación y preservación de empleos formales, que dan sustento a familias mexicanas.

“Hemos decidido no suscribir el acuerdo propuesto por el Gobierno Federal en referencia a esa iniciativa”, manifestó.

Dijeron estar a favor de las prácticas legales que favorecen la creación de empleo y promueven inversionistas con dimensión social, pero rechazaron que se pretenda estigmatizar a los empresarios como los artífices del no cumplimiento de las obligaciones fiscales y laborales.

El pasado 12 de noviembre, López Obrador envió una iniciativa al Congreso para prohibir la práctica del outsourcing por considerarla “abusiva” y herencia del “periodo neoliberal”.

El Congreso llevó a cabo un cabo en primer lugar un parlamento abierto para evaluar los pormenores de la subcontratación, pero la discusión se ha encallado -y aplazado- en la Cámara de Diputados.

Según la Procuraduría Fiscal, hay más de seis mil empresas de subcontratación ilegal que evaden al fisco por más de 21 mil millones de pesos al año (cerca de mil 50 millones de dólares).

Y cerca del 23% del empleo formal registrado ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) depende de esta figura, según expertos.